La Mascarilla N95 está especialmente diseñada para ser usada en el sector salud, aéreas de sospecha de contaminación viral y microbacteriana, construcción y minería, manipulación de alimentos y otros. Previniendo que se transmitan  o contraigan por vía aérea, de la saliva u otros fluidos en el aire enfermedades crónicas, Tuberculosis, VIH, virus de la gripe AH1N1 y otras.